NEWS

Martin Caso, Chef profesional y titular del Sporting Restó.

En diálogo con #RadioFESTA, esto nos dijo el famoso cocinero:

"Los eventos actualmente están suspendidos.. a tener paciencia y ojalá que a partir de Agosto y Septiembre vuelvan porque hay mucha gente que depende de esto. El 2020 fue un año golpeadísimo para el sector ya que muchas personas trabajan en este rubro, así que tuvimos que rebuscárnosla: hacíamos comidas, congelados, comidas envasada al vacío, así que tratamos de llevarla adelante como se pudo. Por suerte a partir de Diciembre algo se abrió y se pudo hacer eventos, sobre todo casamientos y pese a la restricción se trabajó muy bien".

 

Respecto a sus comienzos en el rubro, destacó: "A los 15 años sabía que quería estudiar cocina, no se por qué ni por quién pero era algo que anhelaba, cocinar y viajar por el mundo. Estudié cocina en una escuela de Córdoba en donde me marcó la base de lo que soy hoy, porque en la institución los que nos enseñaban eran profesionales, no como otros lugares que son empresarios que ponen una escuela de cocina. Así fue que a los 17 años tuve mi primer trabajo en un restaurante de Córdoba y luego de tres años terminé siendo jefe de cocina del lugar, algo totalmente inesperado con 20 años, pero que con un gran esfuerzo lo logré".

 

"Luego me vine a Salta, conocí en ese momento a la persona que es mi mujer ahora y empecé a vender pastas desde mi casa, las entregaba a domicilio a pie y después una señora se acercó y me propuso cocinar para una fiesta de 40 personas. Luego de un tiempo mi prima se casaba en una casa de campo y no la convencía el catering que le ofrecían y me propuso que se lo haga yo, un casamiento para 400 personas, así que fue todo un gran desafío. Empecé dos semanas antes a preparar todo con un menú que en ese momento no era tradicional en casamientos y que hoy es normal. Gracias a ese evento, hace 10 años y que me salió muy bien, empezó mi historia en el catering porque me empezaron a contratar de distintos eventos. En las buenas épocas antes de la pandemia, llegué a tener en un fin de semana más de cuatro eventos".

 

"Mi sueño siempre fue abrir un restaurante, de hecho, llegue a tener algunos y le erré a las propuesta y lugares, pero de eso se trata también emprender. Después del año de pandemia me llega una solicitud para la concesión del Club Sporting y la acepté feliz porque es un lugar increíble, con mucha historia, movimiento, socios. Por suerte el restaurante está funcionando muy bien, abrimos de Miércoles a Domingo y a le gente le gusta mucho".

 

"El trabajo en un restaurante es una ruleta rusa, diferente al evento en donde ya está predeterminada la cantidad de gente y el menú. Trabajas muchas horas con frío y calor, son muchos empleados a cargo, si un día no se llena el restaurante perdés comida y si se te llena y no tenés suficiente también es un problema, pero es una adrenalina única estar a cargo de un restaurante, por eso me gusta, porque es mi pasión estar en la cocina".

 

"Ser cocinero es un rubro difícil, hay veces que estás a contramano de todo el mundo, por ahí llego de trabajar y mi hijo está durmiendo y me voy a trabajar y sigue durmiendo, porque son pocas las horas que puedo descansar. Pero no queda otra, soy feliz con el trabajo que realizo. Cuando termina un evento o servicio del Sporting y veo que todo el mundo quedó satisfecho ahí me digo por esto lo hago".

NEWS