NEWS

Parejas argentinas conocieron a sus hijos nacidos por subrogación de vientre en Ucrania.

Tras una larga espera, cuatro de las familias que viajaron a Kiev vivieron este miércoles su primer encuentro.

Se le quiebra la voz cuando dice: "Lo que había visto en fotos y en videos era otra cosa. Acá pude acariciar su carita, tocarlo, ver sus ojazos, saber que está súper atento a todo". Andrea habla con Clarín desde Kiev, la capital de Ucrania. Este miércoles, 42 días después del nacimiento, conoció a Nacho, su hijo. Es uno de los cuatro bebés que, a través de la subrogación de vientres, se encontraron este miércoles con sus mamás y sus papás argentinos, esos que tuvieron que volar a España en un avión que iba a buscar repatriados y de Madrid a Kiev en un vuelo charter donado, mientras la mayoría de las fronteras globales están cerradas por el CORONAVIRUS.

 

"Arrancamos esta mañana sin saber cuál era el resultado del testeo de coronavirus, pero hacia las 9 nos confirmaron que éramos todos negativos: fue una primera felicidad absoluta", cuenta Andrea, a casi 14.000 kilómetros de Buenos Aires.

 

El sábado 30 de mayo nueve parejas argentinas llegaron a Kiev: ya nacieron los bebés de cinco de esos matrimonios -uno de ellos está internado, por lo que aún no se pudo hacer el encuentro con sus padres-, y los otros cuatro nacerán, según lo previsto, durante Junio. Apenas llegaron tuvieron que cumplir cuarentena estricta en un hotel dispuesto por Biotexcom, la clínica ucraniana dedicada a la subrogación de vientres.

 

"A las 10 de la mañana nos vino a buscar un transporte para ir a conocer a los bebés. Por suerte dejaron venir también a las parejas cuyos bebés todavía no nacieron, porque somos un grupo muy unido. Cuando llegamos al hotel en el que está montada la nursery en la que cuidaron a los bebés estaba lleno de medios internacionales: Reuters, BBC, National Geographic", describe Andrea.

 

Un tenor ucraniano, con acento duro y la letra muy ensayada, cantó el Himno Nacional Argentino. Con barbijo, las parejas que iban a buscar a sus bebés esperaron: de a una, las enfermeras que los atendieron desde sus nacimientos hasta ahora se los dieron en brazos.

 

Fuente Clarin

Foto Reuters

NEWS

NEWS