NEWS

A la venta ‘La mesa herida’, de Frida Kahlo, desaparecida en 1955: ¿Hallazgo o engaño?

Un marchante español afirma tener en Londres el misterioso cuadro al que se le perdió la pista en Polonia hace 65 años. Expertos y académicos ponen en duda la autenticidad de la obra.

Hace casi siete décadas la pintura más grande que jamás pintó Frida Kahlo desapareció. "La mesa herida" (1940), de casi dos metros y medio de largo, fue vista por última vez en una exposición en Varsovia, en 1955. No dejó rastro en archivos ni en almacenes o aduanas. Ahora, un empresario mexicano afincado en Londres, y supuestamente heredero de una sobresaliente colección que ha ido desmigando crisis tras crisis, declara, a través de un marchante gallego, que tiene en su poder el cuadro más buscado de la pintora mexicana. “Está en venta por unos 42 millones de euros”, dice a este periódico Cristian López, un joven diseñador de productos mecánicos en Ferrolterra (según su perfil de LinkedIn) y recién llegado al sector del arte, que asegura haber negociado antes la transacción de algunas obras de la Casa Alba.

 

La pintura viajó de México al Reino Unido en Diciembre de 2019 y allí se custodia en la bóveda acorazada de un banco, según el relato del marchante. Dice que su cliente -con empresas en el sector financiero e inmobiliario en México y Panamá- no quiere subastas. Prefiere cerrar el trato entre particulares, al margen de las cámaras, pero no cuenta con un certificado de autenticidad de la obra. A pesar de ello tiene una versión de los hechos sobre la desaparición de esta monumental pintura, en la que la figura capital es Ignacio Márquez Rodiles, representante del Frente Nacional de Artes Plásticas y comisario de la muestra en Polonia donde volvió a asomar el cuadro, después de que Kahlo lo donara a la Unión Soviética en 1947, y estos la mandaran a los almacenes. No era de su gusto.

 

 

El marchante cuenta con algunos documentos que alega legítimos, como el contrato privado de compra del piso a cambio de unas tierras en Cancún, en 1938, y la cesión en herencia de la pintura al actual propietario, hijo del comprador. Varias fotos acompañan los papeles y sorprende comprobar que, si hasta el momento se ha descrito como un óleo sobre tabla, aquí aparece como lienzo. Sería el mismo soporte que utilizó la artista en "Las dos Fridas", su primer gran formato, realizado unos meses antes, a finales de 1939, de "La mesa herida", para la exposición internacional surrealista comisariada por André Breton, en la Galería de Arte Nacional, en México.

 

Fuente El Pais

NEWS

NEWS