OPINIÓN

Modo fiestas...

Por Silvia Leguizamón

Fin de año es sinónimo de celebración, cenas y reuniones con amigos, donde mantener a raya nuestra alimentación puede ser todo un desafío.

Diciembre se caracteriza por variadas celebraciones en las que el consumo de alcohol y preparaciones altas en calorías, en horarios inusuales, pueden alterar nuestra dieta.

Un comentario recurrente estos días en el gym es la culpa “por todo lo que comí o tomé”.

Por ello, al momento de planear el menú de las fiestas de fin de año, estos debieran ser abundantes en verduras de hojas verdes, acompañadas de una porción de proteína baja en grasa como carnes blancas, pavita o pollo, además de usar hierbas para condimentar las carnes.

 

Tips para disfrutar sin remordimientos:

 

• Alimentos: carnes magras, blancas y pescados. Verduras y frutas crudas de distintos colores para aportar mayor cantidad de vitaminas. En cuanto a los hidratos de carbono, preferir los integrales en porciones moderadas.

 

• Bebestibles: Aguas saborizadas como limonada con menta y jenjibre, agua con naranja o pepinos. Utilizar edulcorantes en vez de azúcar. Con respecto al alcohol, es preferible aquellos que tienen menor grado alcohólico, como los espumantes.

 

Existen combinaciones de comidas y hábitos que nos permiten celebrar de manera más saludable el fin de año.

 

1. Comer con moderación, lentamente para sentir mayor sensación de saciedad, y a la vez, disfrutar de la compañía de la familia y amistades en estas festividades.

 

2. Evitar los alimentos con alto contenido en grasas, como costillar, salsas, bebidas endulzadas con azúcar y bebidas alcohólicas altas en calorías.

 

3. No saltearse las comidas, es recomendable mantener los horarios y comidas habituales de nuestra rutina. Si vas a asistir a una cena de fin de año, es conveniente consumir un snack saludable con anterioridad, de esta manera evitarás comer en abundancia.

 

4. Prefiere ensaladas de acompañamiento y postres a base de frutas.

 

5. Durante la sobremesa, es recomendable retirar los alimentos de la mesa para no consumir más de la cuenta.

 

6. Si vas a beber alcohol que sea con moderación, ya que aumenta el consumo de azúcar y el aporte de calorías.

 

7. Realizar ejercicio físico, no necesariamente debes hacer un trabajo físico exigente. Actividades como salir a caminar y andar en bicicleta, son un buen plan para estos días.

 

8. Considerar como objetivo para el nuevo año una rutina de entrenamiento, acompañada de una alimentación equilibrada.

 

IMPORTANTE:

• Evitar el sedentarismo.

• Dejar de lado el concepto de que el ejercicio físico es algo a corto plazo para un determinado objetivo.

• No pienses solo en el aspecto exterior de tu cuerpo, ello sólo provoca más ansiedad y a menudo nuestra cabeza va a un ritmo más rápido que nuestro cuerpo, démosle tiempo para asimilar los buenos hábitos de alimentación y entrenamiento.

• Disfruta de tu nuevo estilo de vida. Con constancia y disciplina...

 

TU CUERPO INDEFECTIBLEMENTE RESPONDERÁ.

 

 

 

 

Silvia Leguizamón

Bailarina

Campeona Argentina IFBB

@silvia.leguizamon

OPINIÓN